ENTRENAMIENTO OCLUSIVO

Figura 1. El entrenamiento tradicional esta basado en intensidades medias a elevadas, ¿puede un entrenamiento de baja intensidad producir resultados similares?

Tradicionalmente se ha sugerido que el entrenamiento a una intensidad moderada a alta del 65% del 1RM,  puede inducir aumentos significativos en la masa muscular y la fuerza(1) Por lo que pareciera lógico que solo el ejercicio de mediana a alta intensidad puede producir estas ganancias de manera significativa, sin embargo en este artículo abordaremos un método de entrenamiento bastante diferente.

¿Qué es el entrenamiento oclusivo?

El entrenamiento oclusivo, también denominado como Kaatsu, entrenamiento con restricción del flujo sanguíneo, entrenamiento con oclusión vascular, entrenamiento isquémico o entrenamiento con isquemia local, e ideada por Yoshiaki Sato está basado en la restricción u oclusión del flujo sanguíneo durante la ejecución de un ejercicio de baja intensidad(2), en los que normalmente se suele trabajar a una intensidad baja (50% de 1RM) en protocolos con entrenamiento de restricción sanguínea(1) e incluso intensidades tan bajas como el 20% del 1RM(3)

Para realizarlo, se restringir temporalmente el riego sanguíneo hacia la musculatura objetivo, usando para ello distintos medios, como por ejemplo bandas elásticas, cinchas de velcro, o torniquetes neumáticos electrónicos o manuales, lo que induce una hipoxia local, característica básica de este método(2).

Aplicaciones clínicas

Debido a sus características, puede resultar bastante útil en personas que tienen problemas para ejercitarse con cargas altas ya sea por dolor articular, haber pasado por alguna operación, atletas en períodos de descarga, ancianos, e incluso en astronautas(3)

Comparación con el entrenamiento tradicional

A diferencia del entrenamiento tradicional, comúnmente basado en el incremento de la carga o el estrés mecánico, este método (entrenamiento oclusivo) se basa en el incremento sustancial del estrés fisiológico, especialmente a nivel metabólico(2).

Así mismo a nivel fibra muscular, en un entrenamiento tradicional, se sigue el principio de tamaño, es decir las unidades motoras más pequeñas y asociadas a las fibras musculares tipo I (de contracción lenta) son activadas inicialmente en trabajos de baja intensidad, mientras que las fibras musculares de tipo II (de contracción rápida) son reclutadas en ejercicios de intensidades más altas(1)(3). Sin embargo en el entrenamiento en oclusión es decir, en condiciones de isquemia, las fibras musculares de contracción rápida son reclutadas incluso a intensidades muy bajas de ejercicio(3) esto ocurre en el ambiente hipóxico que hace el requerimiento de nuevas unidades anaeróbicas para mantener el nivel de fuerza(4), recordando para ello que las fibras musculares lentas requieren un adecuado aporte de oxígeno(1).

Así mismo, se considera a la tensión mecánica como el principal mecanismo del crecimiento muscular y aunque se puede argumentar que el entrenamiento oclusivo produce un bajo nivel de tensión mecánica, en este método se presenta un alto nivel de  estrés metabólico, el cual ha sido considerado igual de importante para inducir el crecimiento muscular. Así, el estrés metabólico ha sido sugerido como el principal estímulo, que a su vez induce una serie de mecanismos tales como: producción sistemática de hormonas, aumento del reclutamiento de fibras de contracción rápida, los cuales se considera que median el crecimiento muscular a través de acciones autocrinas y/o paracrinas, sin estar claro la medida en que estos últimos mecanismos se activan por el estrés metabólico, no está claro(1).

La evidencia parece indicar a un incremento de masa muscular significativo con esta técnica e incluso más rápidos en tiempo y en consecuencia aumento de fuerza, aunque esta misma normalmente tiende a ser inferior frente al entrenamiento tradicional(2)

Mecanismo de funcionamiento

Como anteriormente se mencionó, el éxito de esta técnica, parece ser resultado de la acumulación metabólica inducida por la restricción del aclarado venoso y el incremento de la tasa de síntesis proteica, así mismo el reclutamiento de fibras rápidas ante la hipoxia; pudiendo a sí mismo se puede considerar en esta técnica importante la presencia de una respuesta hormonal incrementada específicamente de la hormona del crecimiento, pudiendo ser un conjugado de estos mecanismos el éxito de esta técnica(2)

REFERENCIAS

  1. Pearson, S. J., & Hussain, S. R. (2015). A review on the mechanisms of blood-flow restriction resistance training-induced muscle hypertrophy. Sports medicine, 45(2), 187-200.
  2. Peña, G;Heredia, J. R;Segarra, V. (2013). EL ENTRENAMIENTO OCLUSIVO (KAATSU) A LA PALESTRA. 7 de mayo de 2020, de g-se Sitio web: https://g-se.com/el-entrenamiento-oclusivo-kaatsu-a-la-palestra-bp-t57cfb26d48403
  3. Thomas J Pujol y Jeremy Paul Loenneke (2009). Utilización del Entrenamiento con Oclusión Vascular para Inducir Hipertrofia Muscular. PubliCE. 0 https://g-se.com/utilizacion-del-entrenamiento-con-oclusion-vascular-para-inducir-hipertrofia-muscular-1149-sa-657cfb271ccec7
  4. Chulvi-Medrano, I. (2011). Entrenamiento de fuerza combinado con oclusión parcial superimpuesta. Una revisión. Revista Andaluza de Medicina del Deporte, 4(3), 121-128.

Autor: Javier Santos Guzmán

📖IPN:Psicología 📖UnADM: Nutrición 💪Powerbuilder!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .