File:Indirect calorimetry laboratory with canopy hood.jpg
Figura 1. Calorimetría indirecta, imágen de Cosmed (2010) bajo CC BY-SA 3.0

Unidad de medida

La principal y unidad estándar de medida para la  energía, es la caloría; aunque también se puede usar el julio. Una Kilocaloría (mil calorías), es equivalente a 4,184 Kilojulios (Kj)(1)

Actualmente, no existe método para medir de manera directa la producción de energía en las fibras musculares; sin embargo, se han desarrollado métodos para poder calcular el ritmo y la intensidad del consumo energético cuando el cuerpo se encuentra ya sea en reposo o realizando alguna actividad física(2). A continuación revisaremos estos métodos:

Calorimetría directa

Aproximadamente el 40% del metabolismo de carbohidratos y lípidos es utilizado para producir ATP, el 60% restante es transformado en calor; así esta técnica está basada en la medición del calor corporal, que a su vez permite calcular el metabolismo, teniendo como ventaja que este método permite la medición directa de este calor, otorgando con ello una medición precisa del consumo total de energía del cuerpo(2); sin embargo, este método presenta algunas desventajas importantes, las cuales son(1)(2):

  • Requiere el uso de instrumentos especializados y costosos, específicamente de una habitación calorimétrica, cuya construcción resulta cara y la generación de sus resultados lentos
  • No permite el estudio del metabolismo energético durante el ejercicio intenso, ya que un calorímetro por su naturaleza, no permite sugerir cambios rápidos en el metabolismo
  • No aporta información que permita identificar qué fuente energética fue oxidada para la producción de calor
  • Las condiciones de estudio son cerradas, por lo que la determinación del Gasto Energético Total a partir de este método no se considera representativo de un sujeto en sus actividades diarias, dado que la actividad física en este tipo de habitaciones es escasa

Actualmente su uso está limitado a investigaciones y para valorar métodos indirectos(4)

Calorimetría indirecta

Actualmente considerada en la práctica clínica como el patrón de oro(3), este método está basado en la determinación del  consumo de oxígeno y la producción de dióxido de carbono en un tiempo determinado, a estos datos obtenidos se les aplica la ecuación de Weir y un cociente respiratorio constante de 0,85 permitiendo con ello obtener el Gasto energético en reposo(2)

Su principal desventaja, es en relación a su costo, por lo que no es común que se cuente con el equipo necesario para su uso(3), así mismo, su uso debe mantenerse en condiciones de reposo o realizando ejercicio manteniendo una intensidad constante, para evitar estimaciones inadecuadas(2).

Agua doblemente marcada

Este método, está basado en la administración de isótopos marcados (deuterio y O18), siendo que el deuterio se elimina en forma de agua y el O18 se elimina forma de agua y de CO2, estando en condiciones de equilibrio, la diferencia entre las dos tasas de eliminación, es una medida de la producción del CO2, permitiendo a partir de este valor el cálculo del Gasto enerǵetico mediante ecuaciones de Calorimetría indirecta(4)

Su uso actualmente está limitado a los trabajos de investigación, debido a que los isótopos estables son costosos y el espectrómetro de masas usado para analizar el enriquecimiento en isótopos, también lo es(1)

Estimación del gasto energético, mediante ecuaciones predictivas

Los métodos anteriormente descritos presentan un principal problema: el costo, a pesar que pueden brindar mediciones de gran exactitud, su uso en espacios clínicos suele ser muy limitado y poco accesible.

En la práctica, lo más común, es el uso de ecuaciones de referencia para estimar el Gasto Energético Basal y a partir de ello calcular el requerimiento energético diario, dichas ecuaciones normalmente están basadas en variables tales como peso, altura, sexo y edad(4)

Actualmente podemos encontrar más de 200 fórmulas para estimar el gasto energético, sin llegar a una fórmula que tenga una correlación perfecta con la calorimetría indirecta(3)

REFERENCIAS

  1. Ireton-Jones,C. S. (2013). Ingesta: energía. En Krause Dietoterapia(19-31). Barcelona: Elsevier España.
  2. Wilmore, J. H. & Costill, D. L. (2004). Fisiología del esfuerzo y del deporte. Barcelona: Paidotribo.
  3. Ortiz Leyba, C., Gómez-Tello, V., & Serón Arbeloa, C.. (2005). Requerimientos de macronutrientes y micronutrientes. Nutrición Hospitalaria, 20(Supl. 2), 13-17. Recuperado en 02 de mayo de 2020, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112005000500004&lng=es&tlng=es.
  4. Vargas, M., Lancheros, L., & Barrera, M. D. P. (2011). Gasto energético en reposo y composición corporal en adultos. Revista de la Facultad de Medicina, 59(1), 43-58.

FIGURAS

Figura 1. Cosmed (2010) Indirect calorimetry laboratory with canopy hood (dilution technique), recuperado de: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Indirect_calorimetry_laboratory_with_canopy_hood.jpg#/media/File:Indirect_calorimetry_laboratory_with_canopy_hood.jpg bajo CC BY-SA 3.0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .