En este artículo, no encontrarás referencias, todo está escrito desde mi experiencia y aquello que me gustaría haber sabido antes de haberme inscrito a un gimnasio por primera vez en mi vida.

1. No todos los instructores están debidamente calificados para ejercer como tal: ¿a qué me refiero? Sencillo, la gran mayoría de los instructores de los gimnasios o no cuentan con adecuados estudios, adecuada formación o simplemente están perdidos entre los mitos más comunes que existen en el gimnasio y que carecen de lógica alguna.

Recomendación: Busca instructores adecuadamente preparados, pregúntales sobre cómo es que ellos se formaron, como es que ellos se mantienen actualizados, si de plano no puedes conseguir un instructor adecuadamente formado, puedes hacer lo que muchos hemos terminado haciendo: leyendo artículos de revista científica (no confundas con revistas sensacionalistas), siguiendo divulgadores en medios como youtube, facebook, instagram, etc. asistiendo a cursos, leyendo libros, etc.

2. En la mayoría de los casos un instructor no es un nutriólogo y mucho menos un todólogo: y viceversa, ¿qué como digo esto teniendo un blog que habla de nutrición, entrenamiento y psicología? Bueno, yo tengo la Lic. en psicología, estoy estudiando nutrición y llevo mucho tiempo invertido en formarme en entrenamiento (si recuerdas el punto 1, entenderás), pero ello no me hace entrenador, mi conocimiento es muy limitado a comparación de alguien que tiene estudios y experiencia específicos para ello.

Recomendación: Lo mejor es trabajar de manera multidisciplinaria, si buscas dieta con un nutriólogo, si buscas entrenamiento con un entrenador, etc. Especialmente si tienes alguna condición que requiera una intervención especializada (Diabetes mellitus, algún tipo de lesión que requiera tratamiento de un fisioterapeuta, etc.) el conocimiento es sumamente extenso y nunca se llega a un conocimiento definitivo, por lo que el trabajo multidisciplinario es la mejor opción hoy y siempre.

3. Tener un cuerpo estético, no significa ser una persona con el conocimiento: Entre más rápido te aprendas este punto, más fácil comprenderás los anteriores puntos, en los gimnasios nos podemos impresionar fácilmente por la persona más grande o la más fuerte del mismo, pero para que esta persona haya alcanzado ese estado, se pudo haber ayudado de sustancias de uso poco ético, pudo haber sido privilegiado con una genética que lo hace sobresalir y un largo etcétera.

Recomendación: no te dejes impresionar fácilmente por la persona más fuerte o la persona más grande o la más estética del gimnasio, al día de hoy haber pasado por una cirugía no nos hace cirujanos, ¿por qué el haber sido entrenados y obtenido resultados, nos convierte en entrenadores?.

4. El entrenamiento, la psicología y la nutrición están llenos de mitos. Así de simple, mitos y más mitos.

Recomendación: lee literatura científica, no te dejes fácilmente impresionar, pon en cuestionamiento aquello que parece carecer de lógica y no sigas como borrego las ideas que se repiten uno a otro, sin haber reflexionado un poco lo que hayas escuchado.

5. La técnica está por encima de todo. Antes y mucho antes de haber cogido una pesa, se te debería haber hecho una evaluación de tus capacidades motrices, en base a ellas se te debería estar diseñando un entrenamiento enfocado a que aprendas a realizar adecuadamente la técnica de los ejercicios antes de ponerte a hacer los ejercicios en sí mismos.

Recomendación: Si ya estás moviendo peso y tienes problemas con tu técnica, para, si es necesario baja el peso y aprende a hacer adecuadamente los ejercicios, un ejercicio con mala técnica solo puede llevar a la lesión y la lesión a la sabotear cualquier progreso e incluso a dejarte fuera del juego.

6. El progreso es lento pero constante, no busques fórmulas mágicas: El uso de sustancias dopantes en el deporte ha supuesto como daño colateral la creación de falsas expectativas y eso puede frustrar a los más novatos que tras ejercitarse por meses no observen cambios aparentes.

Recomendación: Establece expectativas realistas, centrate más en construir el hábito que en el resultado inmediato, el factor de éxito número 1 va a ser el apego que puedas conseguir en el gimnasio, se consciente que los resultados pueden variar de persona a persona, que tú entrenamiento y resultados deben estar basados en el principio de individualización.

7. La recuperación es incluso más importante que el entrenamiento activo: El entrenamiento nos da el estímulo necesario para poder tener una supercompensación, pero esta no se puede llevar a cabo si no permitimos que nuestro cuerpo lleve a cabo las adaptaciones necesarias al entrenamiento, ¿cómo logramos que sucedan estas adaptaciones? Descansando, alimentándonos adecuadamente, cuidando el reposo y estrés que le es impuesto a nuestro cuerpo, etc.

Recomendación: Ve interiorizando que el entrenamiento se deberá adaptar a tú ritmo de vida y que deberás hacer algunos cambios a tu estilo de vida si quieres conseguir los resultados que te son posibles alcanzar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .