Figura 1. El rendimiento deportivo, está influido por el estado nutricional

Desnutrición

La desnutrición, es un estado patológico causado por una asimilación deficiente de alimentos por el organismo, con distintos grados de seriedad entre los cuales se encuentran: Hipotrepsia, Hipotrofia, Distrofia, Atrepsia, Atrofia de Parrott, Descomposición, Consunción, Malnutrición, entre otros(1).

El estado de nutrición, se ve condicionado por factores fijos (como el potencial genético del individuo) y dinámicos (como factores sociales, económicos y culturales), por lo que la modificación de alguno de estos factores puede alterar el estado nutricional(2).

Tipos de desnutrición

La desnutrición y sus efectos, se deben valorar tanto a corto como a largo plazo, así mismo se debe considerar la etapa del ciclo vital en la que esta ocurre, teniendo un mayor impacto negativo en la infancia(2)

Las clasificaciones de desnutrición que son importantes a considerar son las siguientes(3):

  1. Marasmo o Desnutrición calórica: Es una desnutrición crónica por déficit energético y nutricional, en este tipo de desnutrición se presenta una disminución de peso principalmente por la pérdida del tejido adiposo y en menor medida de masa muscular.
  2. Kwashiorkor o Desnutrición proteica: Este tipo de desnutrición, se suele presentar como respuesta a una ingesta insuficiente de proteínas, en este tipo de desnutrición se pierden las proteínas, principalmente las viscerales mientras que el panículo adiposo se ve preservado.
  3. Desnutrición mixta: En este tipo de desnutrición, se ve comprometida tanto la masa muscular, el tejido adiposo y las proteínas viscerales, suele presentarse en pacientes que tienen marasmo y que se ven sometidos a algún proceso estresante
  4. Estados carenciales: bajo este término, se denomina a la deficiencia aislada de algún nutriente específicamente de oligoelementos o vitaminas (micronutrientes).

Para determinar si una persona se encuentra en desnutrición o en riesgo de desnutrición, se sigue una valoración integral que cubre 4 tipos de indicadores(4):

  • Antropométricos
  • Bioquímicos
  • Clínicos
  • Dietéticos

Aunque ninguno de estos indicadores por sí solo permite establecer un diagnóstico clínico, la desnutrición crónica y en estado moderado se puede identificar mediante el uso de indicadores antropométricos, sin embargo estados agudos de desnutrición, podrán ser más fácilmente identificables mediante el uso de indicadores bioquímicos(4)

Nutrición del deportista

Figura 2. Diferentes modalidades deportivas, tienen diferentes impactos en el metabolismo del deportista

La nutrición del deportista, tiene como principales objetivos contribuir en la mejora del rendimiento del deportista y preservación de un peso óptimo para el deportista, está tendrá vital importancia en todas las fases de entrenamiento desde la competición, la recuperación y el descanso. Es importante destacar que los deportistas como población tienen requerimientos energéticos diferentes a una población sedentaria, en caso de no poder cubrirlos de manera adecuada, se estará en riesgo la pérdida de tejido magro y de presentar deficiencias de micronutrientes(5)(6)

Así pues, la nutrición deportiva estará centrada en el rendimiento y algunos de los retos que debe considerar a fin de evitar la desnutrición del deportista, serán, los siguientes(6):

  1. Modalidad deportiva y metabolismo: Deportes basados en resistencia aeróbica hacen que el metabolismo del deportista sea muy eficiente y que haga uso mayor de los lípidos como fuente combustible, presentando un menor gasto energético a intensidad relativa; mientras que deportistas de fuerza presentan una mayor cantidad de masa muscular, incrementando con ello sus requerimientos energéticos; por lo que se suele sobreestimar los requisitos energéticos del deportista de resistencia y subestimar los requisitos del deportista de fuerza.
  2. Pérdida de micronutrientes: como consecuencia del entrenamiento y la consecuente pérdida de micronutrientes, se ven incrementados los requisitos de estos, por lo que deportistas con restricción energética están en riesgo de déficit de micronutrientes.
  3. Necesidades hídricas y de electrolitos: Cualquier actividad físico-deportiva produce la eliminación de agua y electrolitos

Así mismo, es importante considerar que el peso ideal para un atleta “depende del tipo de deporte que practique, del evento en el que compita o incluso de la posición que ocupe durante la competición”(7)

Figura 3. Restricciones energéticas, ponen en riesgo el aporte de micronutrientes al deportista, por lo que deportes en los cuales se requiera una perdida de masa grasa como parte de su preparación, deberá ser considerado este aspecto

Suplementación y deporte

Aunque la suplementación en el deportista, pareciera ser la opción más obvia para cubrir los requisitos nutricionales del deportista, es necesario considerar que actualmente la legislación mundial respecto a la suplementación suele ser mínima o simplemente no se cumple, por lo que también el deportista puede llegar a ser vulnerable a mercadotecnia de productos que prometen atributos no comprobados o que incluso tienen deficiencias en su rotulación y composición(8)

BIBLIOGRAFÍA

  1. Gómez, Federico. (2003). Desnutrición. Salud Pública de México, 45(Supl. 4), 576-582. Recuperado en 08 de junio de 2019, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0036-36342003001000014&lng=es&tlng=es.
  2. Ortiz-Andrellucchi, A;Peña,L;Albino,A; Mönckeberg, F. & Serra-Majem, L. (2006). Desnutrición infantil, salud y pobreza: intervención desde un programa integral. Nutrición Hospitalaria, 21 (4), 533 – 541.
  3. Ravasco, P., Anderson, H., & Mardones, F.. (2010). Métodos de valoración del estado nutricional. Nutrición Hospitalaria, 25(Supl. 3), 57-66. Recuperado en 09 de junio de 2019, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112010000900009&lng=es&tlng=es.
  4. Suverza, A. & Haua, K. (2010). EL ABCD DE LA EVALUACIÓN DEL ESTADO DE NUTRICIÓN. México: McGrawHill.
  5. Vega-Pérez,R; Ruiz-Hurtado,K.E;Macías-González,J; García-Peña,M,D. & Torres-Bugarín,O. (2016). Impacto de la nutrición e hidratación en el deporte. El Residente, 11 (2), 81-87.
  6. Martínez Sanz, J., & Urdampilleta Otegui, A., & Mielgo-Ayuso, J. (2013). NECESIDADES ENERGÉTICAS, HÍDRICAS Y NUTRICIONALES EN EL DEPORTE. Motricidad. European Journal of Human Movement, 30 , 37-52.
  7. Toro, Rocío, Mangas, Alipio, Quezada, Maribel, Rodríguez-Rosety, Manuel, Fournielles, Gabriel, Rodríguez-Rosety, Ignacio, Rodríguez Rosety, Miguel Ángel, Alonso, José Ángel, García-Cózar, Francisco José, & Durán, María del Carmen. (2014). Influencia de la dieta y el ejercicio en el perfil proteómico de una población deportista. Nutrición Hospitalaria, 30(5), 1110-1117. https://dx.doi.org/10.3305/nh.2014.30.5.7697
  8. Olivos, C; Cuevas, A; Álvarez, V. & Jorquera, C. (2012). Nutrición para el entrenamiento y la competición. Rev. Med. Clinic. Condes, 23 (3), 253-261.
javier santos
Anuncios
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.