Figura 1. Demandas cognitivas y emocionales pueden modificar nuestro rendimiento deportivo

El concepto de carga mental, es un constructo teórico del enfoque cognitivo de la psicología, este concepto es entendido como el costo de recursos mentales para conseguir un nivel de rendimiento en determinada tarea, en el que se debe considerar las capacidades individuales y las demandas específicas de la tarea(1), para comprender mejor este supuesto teórico, se presupone que las actividades que suele desempeñar un individuo, tienen una doble carga, siendo estas de tipo carga física y mental, presentándose esta división de manera únicamente teórica(2)

Se considera, así mismo que la llamada carga mental tiene una doble dimensión: de tipo cognitiva y de tipo emocional, siendo estas:

Dimensión cognitiva

La dimensión cognitiva está relacionada a la complejidad de la tarea y los recursos cognitivos que requiera -carga de memoria, control atencional, procesos inhibitorios, etc.-, así mismo contempla la incertidumbre que genera la tarea, entre mayor sea esta incertidumbre, mayor será la carga mental que impondrá(1)

Dimensión emocional

La dimensión emocional, considera a toda aquella influencia emocional que afecta a la tarea, ya sea(1):

  1. Provocando interferencia  
  2. Facilitando la realización de la tarea
  3. Modulando los recursos disponibles para la realización de la tarea

Condicionantes de la Carga Mental

Actualmente, la fatiga se considera como un “estado motivacional complejo” cuyo origen está influido por procesos fisiológicos y psicológicos que regulan el esfuerzo para evitar daños al organismo(3), se considera que la llamada fatiga mental es “el resultado acumulativo del esfuerzo mental a lo largo del tiempo, y su aparición y manifestaciones muestran cierto paralelismo con los de la fatiga física”(4) específicamente la carga mental, no se verá únicamente determinada por las características específicas de la tarea. Las cargas de trabajo, vienen determinadas por la relación establecida entre la interacción de las exigencias específicas del trabajo (constituidas por las exigencias de la tarea y las condiciones en que se realiza) y las características del individuo que desempeña la tarea, por lo que un determinado estímulo puede suponer una carga mental de diferente intensidad(2). Así tenemos que el ambiente en el que se desarrolla la tarea, condiciona entre otros: la incertidumbre que esta genera en el individuo, el feedback que el individuo reciba a partir de sus acciones con los consecuentes fenómenos de reforzamiento y castigo que se presentan como elementos motivacionales que guían la movilización de recursos cognitivos(1)

Un problema al momento de querer trabajar con el concepto de carga mental, es la complejidad conceptual del mismo, se ha planteado que en la actualidad no hay algún método que permita medir directamente la carga mental o la fatiga mental, motivo por el cual su valoración se ha propuesto que se haga de manera indirecta(3) entre algunas de las medidas usadas para tal efecto, se ha planteado el uso de la presión sanguínea diastólica, dilatación pupilar o la velocidad máxima de los movimientos oculares sacádico(1) entre otros

Efectos de la carga mental

Los efectos de una carga mental mal gestionada, se presentan a nivel psicológico, fisiológico y conductual afectando con ello el desempeño, el mayor impacto de la mala gestión de la misma, se ve reflejada en cambios de humor, ansiedad, activación. Además existe evidencia de incremento de la presión sanguínea, ritmo cardíaco en momentos de elevada carga mental, así como la incurrencia en conductas insanas que incrementan su activación, tales como fumar, comer en exceso, consumo de bebidas alcohólicas(5)

Características específicas de la carga mental

Algunas de las características específicas de la carga mental que deben considerarse al analizar la misma, son las siguientes(2):

  • Esta no debe ser considerada únicamente en su dimensión cuantitativa (cantidad de información, etc.), se debe analizar y considerar también de manera cualitativa (complejidad de la tarea)
  • La actividad mental puede dar lugar, no sólo a situaciones de carga por exceso (sobrecarga mental), sino también por defecto (subcargamental), por lo que resulta perjudicial un esfuerzo excesivo, como una actividad con mínimo esfuerzo mental (que puede llevar a la monotonía y aburrimiento)
  • Se puede presentar fatiga periférica por estímulos que son ajenos a la tarea

Así mismo, será importante considerar que  se puede entrenar la capacidad mental para soportar estados emocionales, para hacer ello se suele programar su entrenamiento, siguiendo los principios fundamentales del entrenamiento, a fin de modelar las condiciones que causan estados emocionales con impacto en el rendimiento deportivo(3)

BIBLIOGRAFÍA

  1. Cárdenas, D., & Conde-González, J., & Perales, J. (2015). El papel de la carga mental en la planificación del entrenamiento deportivo. Revista de Psicología del Deporte, 24 (1), 91-100.
  2. Sebastián, O. & del Hoyo, Ma. A. (2002). La carga mental de trabajo. Madrid: Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.
  3. Cárdenas, D;Conde-González,J. & Perales, J. C. (2017). La fatiga como estado motivacional subjetivo. Revista Adnaluz de MEdicina del Deporte, 10(1), 31-41.
  4. Alarcón, F., & Ureña, N., & Cárdenas, D. (2017). La fatiga mental deteriora el rendimiento en el tiro libre en baloncesto. Revista de Psicología del Deporte, 26 (1), 33-36.
  5. González Munõz, Elvia Luz, & Gutiérrez Martínez, Rodolfo E.. (2006). La carga de trabajo mental como factor de riesgo de estrés en trabajadores de la industria electrónica. Revista Latinoamericana de Psicología, 38(2), 259-270. Recuperado em 25 de maio de 2019, de http://pepsic.bvsalud.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0120-05342006000200003&lng=pt&tlng=es.

FIGURAS

Figura 1. Jesper Aggergaard (2018) sin titulo, recuperado de: https://unsplash.com/photos/n8wuzsypQ1M

Anuncios

3 comentarios

  1. Hola, muy interesante tu artículo. Totalmente de acuerdo. Pienso que a mayor resistencia o potencial mental menor es la fatiga. Y por esto, a mi modo de ver las cosas, es tan importante el entrenamiento mental de la mano al entrenamiento físico. Es lo que llamo entrenamiento corporomental. Saludos desde Suecia.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.