PSICOLOGÍA Y PSICOANÁLISIS PT. 2: EL INCONSCIENTE

Para comprender el abordaje del inconsciente en Psicología, debemos entender que el abordaje de la Conciencia en psicología, ha sido un problema recurrente, desde  el momento de la constitución de la Psicología como disciplina científica (a finales del siglo XIX e inicios del siglo XX) como en el momento actual

Anuncios

En el anterior artículo de esta serie ya se ha mencionado que la Psicología se encarga del estudio de la Conducta -tanto manifiesta como encubierta- mientras que el Psicoanálisis es concebido como un método inventado por Freud y que para su existencia, presupone  existencia de un psiquismo inconsciente(1).

El inconsciente

Es importante aclarar que si bien el concepto de inconsciente, es reconocido como un sinónimo de Freud y de psicoanálisis, a lo largo de la historia ha sido utilizado de diversas maneras y con distintos significados, tanto por filósofos, psiquiatras, psicólogos, científicos, literatos y poetas incluso antes del nacimiento del psicoanálisis(2)

Por lo que el término y noción ya era parte del lenguaje ordinario, del campo filosófico, psicológico y psiquiátrico del tiempo en el que Freud formuló sus teorías(3) A modo de ejemplo, entre las figuras que hacen uso del término Inconsciente destaca Theodor Lipps -figura importante dentro de la psicología alemana de fines del siglo XIX- cuyo interés estaba centrados en la legitimación del inconsciente como una categoría de la psicología(2)

De forma general el inconsciente, es caracterizado un término negativo, es decir “sirve no para designar un ámbito particular de vida mental, así como tampoco para apuntar a una zona particular de la mente y mucho menos del cerebro, sino para acotar todo aquello de la vida mental que, por múltiples razones o causas, escapa a la conciencia del sujeto” (4)

El inconsciente Freudiano

En el caso del Psicoanálisis, Freud hizo uso del término inconsciente de forma regular, pero solo lo llega a  conceptualizar a partir de la carta del 6 de diciembre a Wilhelm Fliess, en la que lo menciona como “nuestro inconsciente” (momento en el que aparta su noción de inconsciente, de otras conceptualizaciones), escribiendo que:(3)

“No sin intención digo nuestro inconsciente, pues aquello que con este nombre designamos no coincide con lo inconsciente de los filósofos ni tampoco con lo inconsciente de Lipps. Los filósofos lo consideran únicamente como la antítesis de lo consciente, y la teoría de que, además de los procesos conscientes, hay también procesos inconscientes, es una de las que más empeñadas discusiones han provocado”

En la concepción mental de Freud, hay tres grandes “sistemas” componentes de la psique humana(4):

  1. El sistema consciente (Cs): Se ocupa de las actividades y estados a los que el sujeto tiene acceso directo,
  2. El sistema pre–consciente (Pcs): En el sistema Pcs encontramos ideas que el sujeto olvida pero que gracias a la acción de la memoria puede volver a hacer pasar al sistema Cs
  3. y el sistema Inconsciente (Ics): En el que está todo aquello que fue objeto de represión y a lo que sin la ayuda del terapeuta el sujeto simplemente no tendría acceso, por más que se trate de los contenidos de su propiamente.

Inconsciente en Psicología

Para comprender el abordaje del inconsciente en Psicología, debemos entender que el abordaje de la Conciencia en psicología, ha sido un problema recurrente, desde  el momento de la constitución de la Psicología como disciplina científica (a finales del siglo XIX e inicios del siglo XX) como en el momento actual(7) al igual que el término inconsciente, este término se ocupa en distintas conceptualizaciones, coincidiendo los filósofos, en que mediante este término “se enfatiza la perspectiva de la primera persona, la perspectiva desde la cual cada persona vive sus propias experiencias.”(8)

En la Psicología, el término inconsciente de forma similar a otros conceptos, pasó de ser un término “del lenguaje natural” a un “término técnico”(4), la categoría de inconsciente, fue conceptualizada por autores como  Fechner, Herbart, Helmholtz y Wundt como “determinados fenómenos psíquicos que no llegan a ser procesados y reconocidos conscientemente”, por lo que se plantea la existencia de “ideas” o “percepciones que” no alcanzan a ser reconocidas de forma consciente al no tener la “fuerza necesaria”  para superar un umbral requerido que les permita ser conscientes(2)

Es a finales del siglo XX, cuando la conciencia fue el tema central en la psicología, investigadores como: Wundt, Helmholtz, entre otros buscaban estudiar las funciones mentales conscientes mediante la introspección, sin embargo esta línea metodológica y de investigación, se vio alterada en 1913, cuando John Watson con su  manifiesto “Por una psicología científica” marca el nacimiento de una “psicología del comportamiento” y se distancia el interés por el estudio de “la Conciencia”.(9) Será hacia 1960 cuando, los psicólogos cognitivistas retoman a la conciencia como centro de sus investigaciones, en las que se busca “estudiar las estructuras y los procesos mentales”, que vinculan a los estímulos ambientales con las respuestas de los organismos, integrando conocimientos de  neurobiología, computación y lingüística, en estos estudios también se enfocan los procesos mentales inconscientes, es decir aquellas “actividades neurales, que son subyacentes a las experiencias conscientes y que no se reportan en la conciencia”(9)

Siendo que que en Psicología Cognitiva, se habla de procesos mentales inconscientes y no de un inconsciente freudiano.

Inconsciente Freudiano y Ciencia

A pesar de que Freud se auto calificaba como un científico natural y un arqueólogo del psiquismo, lo cierto es que la teoría del inconsciente Freudiano, es una teoría que no puede cumplir con el principio de Falsabilidad de Popper, por lo que llega a ser considerada como una hermenéutica o teoría del lenguaje, pero no una teoría científica ya que no llega a satisfacer las reglas de la corroboración empírica y la predicción y postdicción de las ciencias nomotéticas(5).

Adeptos al psicoanálisis que intentan desvincular al psicoanálisis de la hermenéutica, defienden que el psicoanálisis puede ser una ciencia empírica y observacional, quizás de tipo social más que natural; mientras que otros, consideran que su metodología tendría que ser la de la lingüística y la de las humanidades, pero no la de la ciencia.(6)

Desde la filosofía, se ha dicho, por ejemplo, que las nociones de represión y de inconsciente adolecen de oscuridad conceptual, que la teoría psicoanalítica debe recibir confirmación extraclínica. Entre los críticos, destaca el Filósofo Alasdair MacIntyre indicando que la teoría psicoanalítica, no tiene poder explicativo, específicamente el concepto más importante del psicoanálisis: “el inconsciente”.Es decir Freud llama la atención sobre las correlaciones que existen entre las experiencias infantiles y la personalidad adulta, sin embargo estas relaciones causales pueden explicarse sin el inconsciente freudiano.(10)

PSICOLOGÍA Y PSICOANÁLISIS PT.2 INCONSCIENTE

Figura 1 Resumen

REFERENCIAS Y BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

  1. Santos,J (2018).PSICOLOGÍA Y PSICOANÁLISIS (parte 1). Javier Santos, de: https://javiersantos.blog/2018/08/04/psicologiaypsicoanalisis1/
  2. Gallegos, M. (2012). La noción de inconsciente en Freud: antecedentes históricos y elaboraciones teóricas. Revista Latinoamericana de Psicopatologia Fundamental, 15 (4), 891-907.
  3. Maria, Carmen Elisa Escobar. (2010). El inconsciente freudiano y sus destinos. Tempo psicanalitico, 42(2), 403-424
  4. Tomasini Bassols, Alejandro. (2010). Algunas observaciones sobre el concepto freudiano de inconsciente. Diánoia, 55(65), 175-200. Recuperado en 25 de agosto de 2018, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0185-24502010000200007&lng=es&tlng=es.
  5. Fernández, S.. (1999). Epistemología y Psicoanálisis ¿Ciencia, hermenéutica o ética?. Cinta moebio, 5, 64-71. Recuperado en 26 de Agosto de 2018 de http://www.facso.uchile.cl/publicaciones/moebio/05/psicoanalisis.htm
  6. Hueso Holgado, Héctor, & Cuervo Díaz, Fanny. (2016). Psicoanálisis, ¿ciencia o pseudociencia?: de Popper a Ricoeur, y de Freud a Modell. Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría, 36(129), 103-119. Recuperado en 27 de agosto de 2018, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0211-57352016000100007&lng=es&tlng=es.
  7. Yáñez-Canal, J., & Domínguez Rojas, A., & Pérez Angulo, D. (2013). Problemas en la clarificación del concepto de conciencia. Diversitas: Perspectivas en Psicología, 9 (1), 127-141.
  8. Stepanenko Gutiérrez, Pedro. (2011). Conciencia y pensamientos de nivel superior. Península, 6(2), 13-26. Recuperado en 02 de septiembre de 2018, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1870-57662011000200001&lng=es&tlng=es.
  9. Fuente, R. (2002). El estudio de la conciencia: estado actual . Salud Mental, 25 (5), 1-9.
  10. de la Puente, C. (2014). Anhelos (wishes), ideas y el inconsciente freudiano: una conversación con Donald Levy.Persona, (17), 167-180.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Anuncios
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: